domingo, 8 de marzo de 2015

Siguiendo la Cruz del Sur con Su Graciosa Majestad (4)

Continuamos hacia el sur! Antes de llegar a tierras puramente antárticas, haremos una parada en unas islas muy disputadas, de nombre oficial Falkland Islands, pero que seguro que os suenan más con el nombre de Islas Malvinas.

A veces, hechos puntuales de la historia condicionan la percepción que tenemos de ciertos lugares, o la imagen que nos evocan. Porque seamos sinceros; si os digo: "Malvinas" seguro que a la mayoría le viene a la mente "La Guerra de las Malvinas". De aquella guerra que duró unos pocos meses, ya han pasado 32 años y las Islas Malvinas son ahora un paraíso (un paraíso para los estándares de De Remota Geographiae , claro) y lo que en castellanos se conoce como "un remanso de paz".


Las Islas Malvinas (en español está claro que són las Malvinas, pero en catalán no sé cómo deberíamos llamarlas, si Falkland o Malvinas) están a sólo 500km de la costa argentina, pero casi a la altura del punto más al sur del continente. De hecho, están a una latitud de 52ºS , que quiere decir que están 3º más al sur (más cerca de la Antártida por tanto) que la isla Kerguelen. Si os acordáis del post sobre Kerguelen, esta isla disfrutaba de las "agradables brisas" provocadas por estar dentro de los llamados "Cuarenta Rugientes" (Roaring Forties). Pues las Malvinas, al estar ya a 52ºS entran de lleno en los "Furiosos Cincuenta" (Furious Fifties). Es decir, un clima envidiable catalogado oficialmente como subantártico!


El archipiélago está formado por 2 grandes islas llamadas East Falkland y, como no, West Falkland y que en castellano se llaman respectivamente Isla Soledad y Isla Gran Malvina. Alrededor de estas dos grandes islas hay cerca de 800 islotes que en conjunto configuran el archipiélago. La población, sin embargo, se concentra en las dos grandes islas; menos de 3.000 personas en un par de islas que, de superficie conjunta, para que os hagáis una idea, son bastante más grandes que Córcega.

La mayoría de los "kelpers" que es como se llaman los habitantes de las Falkland Islands viven en la capital, Port Stanley, con más de 2.000 habitantes. A parte de la base aérea de la RAF en la que viven (aparte de los militares destinados) unos 300 civiles, la siguiente población es Goose Green, que ya sólo cuenta con 70 habitantes. O sea que la mayoría se concentra en la capital, y el resto son pequeños asentamientos. Bueno, eso si hablamos de humanos, porque sino, seguro que la población más importante sería Port Howard, que tiene 40.020 habitantes, pero de los que 20 son humanos y los 40.000 restantes son ovejas Cheviot!


Port Stanley es un pueblo típicamente British, con sus pubs, las casitas bajas con céspedes perfectamente recortados y rosales cuidados. Y es que, cuando estás a 12.000km de la metrópolis, supongo que magnificas cualquier aspecto que te haga ser aún más británico que la mismísima Reina de Inglaterra. Y por si fuera poco, el clima frío y lluvioso, y el paisaje hacen que parezca que estás en un pueblo del Norte de Inglaterra.



Curiosamente, después de haber escrito sobre la autosuficiencia económica de Tristán da Cunha, ahora he subido un escalón más: la economía de las islas está bastante avanzada y diversificada. Los kelpers viven de la ganadería, de la pesca, y sobre todo, de los servicios auxiliares a las flotas pesqueras extranjeras que pescan en la zona, y del turismo! Sí, sí, aunque os pueda sorprender, las Malvinas son un destino turístico. De hecho no hay que recibir muchos turistas para que impliquen un impacto en una economía de 3.000 habitantes. Los turistas vienen a ver básicamente naturaleza: pájaros, pingüinos, focas y ballenas y paisaje de praderas extensas y cautivadoras. Todo esto ha hecho que, si consideramos el producto per cápita, estemos ante el 10º país (si consideramos las Falklands como entidad soberana) con un nivel económico más elevado!


El origen del nombre de Falklands es típico: en el siglo XVII un navegante inglés recorre las islas y descubre el canal que separa la East y la West Falkland, y decide nombrar ese canal y posteriormente las islas con el nombre del patrocinador de su expedición: el Vizconde de Falkland (Escocia). Pero lo que es curioso es el origen del nombre en castellano: Islas Malvinas proviene del francés Îles Malouines. Cuando el gran explorador francés Louis Antoine de Bougainville explora las islas, en 1764, instala una colonia llamada Port Louis. Por cierto, qué poca inventiva que tenían los franceses para inventar nombres ... con su Louis por todas partes! Bueno, donde estábamos ... La colonia de Port Louis la forman básicamente pescadores bretones, sobre todo del puerto de Saint Malo, cuyos habitantes se llaman malouins. Así pues, las "islas pobladas por gente de Saint Malo" se dijeron Îles Malouines!

Y con todo ello, también se empieza a explicar de dónde vienen las discusiones sobre la soberanía de las islas. Ingleses, franceses y españoles se fueron disputando e intercambiando la posesión de las islas. Todos fundaron pequeñas colonias. A veces eran tan pequeñas y diseminadas en unas islas tan grandes, que tardaban años en saber de la existencia de una colonia enemiga al otro lado de la isla! Al final sin embargo, nos plantamos a finales del siglo XVIII; los franceses ya han abandonado cualquier pretensión sobre las Îles Malouines, y españoles y británicos tienen asentamientos que se toleran entre sí, sin llegar a las manos. Los británicos estaban enfrascados en la guerra contra los franceses en Canadá y la guerra de Independencia Americana, y decidieron abandonar las Falkland y enviar los soldados a luchar a Norteamérica, no sin antes haber dejado una placa diciendo que aquellas tierras pertenecían a Su Majestad Jorge III de Inglaterra. Sólo quedaba habitado, pues, el asentamiento español: Puerto Soledad (antes me quejaba de la poca variedad de los topónimos franceses, pero los españoles, mira que son de tétricos!). Sin embargo, Puerto Soledad también fue abandonado, y en los años posteriores, Argentina se independiza de España. El nuevo gobierno argentino intenta establecer de nuevo la colonia de Puerto Soledad, pero lo único que consiguen son varios motines. Hombre, no me extraña porque no hace falta ser un entendido en Marketing para darse cuenta de que el nombre de "Puerto Soledad" no invita precisamente a atraer nuevos habitantes! En 1832, los británicos vuelven para restablecer la soberanía de las islas y, después de algunas escaramuzas con los pocos argentinos que merodean por la zona, en 1840 convierten el asentamiento de Port Stanley y el resto de las Islas Malvinas en Colonia de la Corona. Empiezan a llegar colonos, básicamente escoceses y galeses y las Islas Malvinas comienzan a progresar.


Al principio, las Falklands se especializaron en el "negocio de los naufragios". La travesía del paso de Drake o el cabo de Hornos (para pasar entre el Atlántico y el Pacífico por el paso entre Sudamérica y la Antártida) es una de las travesías más peligrosas de la Tierra; la mezcla de las corrientes del Pacífico y el Atlántico hacen que las tormentas y una mar endiablada sean lo más habitual en la zona. Los barcos que quedaban tocados después de cruzar el paso de Drake, se dirigían hacia Port Stanley, en las Malvinas, para ser reparados. Del mismo modo, si los que no tenían tanta suerte y se hundían, y todavía se podía recuperar algún resto del buque o de la carga, ésta era revendida en Port Stanley. Pero con el tiempo, este negocio fue declinando; los barcos cada vez eran más seguros y cuando se abrió el canal de Panamá, sólo los temerarios cruzaban por el paso de Drake.

Y he aquí que tuvieron la gran idea de importar un grupo de ovejas de raza Cheviot. Las Falklands eran ideales para las ovejas: kilómetros y kilómetros de pastos libres de depredadores. La oveja Cheviot se adaptó a la perfección y la lana de las Falklands se convirtió en una de las lanas de más calidad del mundo!

Pero ya sabéis que "populismo" y "América Latina" son dos conceptos que suelen ir de la mano, y durante el siglo XX, todos los mandatarios argentinos, cuando necesitaban inflamar el patriotismo, se ponían a reivindicar aquello de "Las Malvinas son Argentinas". Tanto daba que, realmente, las Malvinas nunca hubieran sido realmente una posesión argentina; Puerto Soledad se había mantenido habitado bajo soberanía argentina sólo un par de años, más o menos, y había tenido más de "Soledad" que de "Puerto", y eso había sido hacia el 1.810! El punto culminante llegó con la dictadura militar de Videla y compañía. Cuando en el año 1982, la dictadura tambaleaba, usaron el truco de siempre: "Las Malvinas son Argentinas". Pero esta vez fueron más lejos: como la guarnición británica en las Falklands era puramente testimonial, pensaron que una invasión de las islas sería rápida e incruenta y, teniendo en cuenta la distancia hasta el Reino Unido, y el escaso valor de las islas, también creyeron que los británicos no responderían.


Hala, a buscar pelea! La invasión argentina de las Malvinas fue, al principio, pan comido y ya que estaban, los Argentinos continuaron 1.500kms más y ocuparon las islas Georgia del Sur. Las imágenes de los militares británicos hechos prisioneros durante la invasión hirieron el orgullo británico y la primera ministra británica, la Sra. Thatcher decidió recuperar las Falklands tan pronto como fuera posible, y ya puestos, remontar su maltrecha popularidad. El resultado: en dos meses habían recuperado las islas, habían muerto 649 soldados argentinos, 225 británicos y 3 civiles "kelpers". Además, la derrota de los argentinos provocó la caída de la dictadura, justo el efecto contrario al deseado por la junta militar argentina.

Tengo muy presente las imágenes de esta guerra. Recuerdo que entonces debería tener unos 7 años y, estando en casa de mis abuelos, los sábados por la noche veiamos "Informe Semanal" en TV donde mostraban hileras de soldados caminando por unos prados y colinas interminables. Ahora sé que se trataba de los soldados británicos, que atravesaron todo la isla East Falkland para hacer el ataque final para recuperar Puerto Stanley.



Y ahora como está el tema? Los Británicos, que al final llevan la democracia en las venas, otorgaron a los habitantes de las Falklands el derecho de autodeterminación y, en 2013 se organizó un referéndum para decidir si se quería seguir formando parte del Reino Unido. El resultado:

     Censo electoral: 1.650 personas
     Votos a favor de mantenerse en el Reino Unido: 1.513 votos (99,8% de)
     Votos en blanco: 1 voto (0,07%)
     Votos en contra de mantenerse en el Reino Unido: 3 votos (0,2%)



O sea que está claro que los kelpers no quieren ser argentinos, no? Lo que me pregunto es quien fueron los 3 que votaron en contra? Supongo que en todas partes debe haber quienes les gusta llevar la contraria ...

De todos modos, en Argentina las cosas no han cambiado mucho, y cuando la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner (nada sospechosa de populista, no, no, qué va, para nada!) Se le tuercen las encuestas que hace? Pues salir y decir aquello de "Las Malvinas son Argentinas"!

Bueno, para los que estén interesados en visitar las Falkland, lo tenéis bastante fácil. Cada semana hay dos vuelos desde Inglaterra hacia las Falklands haciendo escala en.... os acordáis? Pues en la Isla Ascensión! La infraestructura turística está bastante desarrollada. Hay hotelitos y B&B de aquellos que te sirven el té de las 5, y hay muchas empresas que organizan excursiones y trekkings para ir a ver la abundante fauna, o las ballenas en alta mar. Sin duda, vale la pena!



Ah, por cierto, queréis saber quién ha sido el último en organizar sarao con el tema de las Malvinas? Pues Jeremy Clarkson, el famoso presentador del programa sobre motor de la BBC "Top Gear". Y qué ha hecho? Pues grabar uno de los capítulos del programa en Argentina utilizando un coche con la siguiente matrícula:


Veis qué pone a la matrícula? 1982 Falklands!! Sólo os diré que los argentinos expulsaron del país a todo el equipo de Top Gear. ¡Mira que son de susceptibles esta gente!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada